Cómo inventar un producto realmente innovador

Todos hemos visto un producto que, desde la primera vez, no podemos creer que no haya existido antes: es tan útil, fácil de usar y se acopla tan bien al resto de nuestras herramientas diarias, que cuesta pensar la vida sin él. A partir de ese producto innovador, tiempo después, se crean otros más.

Pero ¿de dónde surgen? ¿Existe un lugar oculto con nuevas ideas a las que solo unas cuantas personas pueden acceder? Claro que no, todo está en la creatividad de cada uno. Además de un poco de investigación, buen ojo para los negocios, sensibilidad para las oportunidades, imaginación… en fin.

Mejor entremos de lleno en este artículo, que seguro te va a inspirar.

Entonces un producto innovador no necesariamente implica una mejora en el material con el que está hecho, ni características muy llamativas o costosas, sino que resuelve un problema y aporta mucho a la vida de quienes lo usan. 

5 características de un producto innovador

Características de un producto innovador

1. Es relevante para los consumidores

Es decir, que responde a las necesidades de un segmento del mercado que se investigó antes de la creación del producto.

2. Se distingue de la competencia

Tiene uno o más componentes que lo diferencian del resto de la competencia y, por lo tanto, posee ventajas sobre lo que ya existía. Para ser innovador, el producto o servicio debe demostrar en qué aspecto ofrece mayores beneficios.

3. Es fácil explicar sus ventajas y novedades al público 

Aun cuando sea necesario aprender a utilizar funciones o procesos una vez que se compra el producto, lo más importante queda claro para los consumidores: ya sea la rapidez, la eficiencia, la compatibilidad con otras herramientas para mejorar el trabajo, etc.

4. Es sencillo probarlo 

Existen algunas historias desafortunadas de productos que apuntaban a la innovación, pero que no pudieron trascender de esa manera, porque la gente no tuvo éxito al probarlos la primera vez. Por eso no se convirtieron en la primera solución para el problema específico que intentaban resolver.

5. Tienen su marco legal en orden 

Esto involucra tanto el registro de patentes y marca registrada como los permisos necesarios para su comercialización y uso. De nada sirve lanzar un producto innovador si las leyes locales o federales no consideran adecuado utilizarlo, ya sea por razones de seguridad, sanidad o licencias.

Los productos innovadores dependen mucho de su contexto. Tal vez ahora un libro impreso parece algo sumamente común, pero cuando se inventó la imprenta de tipos móviles y se comenzaron a producir ejemplares a mayor velocidad, el libro fue uno de los avances tecnológicos más importantes del siglo XV

Mencionamos esto para ilustrar que los productos innovadores no surgen de manera espontánea, quizá no son sencillos de crear, pero su creación no es exclusiva de genios como Nikola Tesla y millonarios como Bill Gates. Por eso te vamos a compartir algunos consejos que te ayudarán a crear la siguiente innovación para tu negocio y, con suerte, para el mercado e industria en el que te desarrollas.   

1. Haz un estudio de mercado

Un producto innovador es también un reflejo de lo que ocurre a su alrededor, porque una de sus principales características es que, para que se reconozca su espíritu novedoso, es que la gente sepa cómo puede utilizarlo y qué valor le agrega a su trabajo y su vida diaria.

Para concebir una idea que se convierta en un producto o servicio innovador necesitas datos e información que te indiquen qué ocurre en el mercado donde te desarrollas, teniendo en cuenta lo que ya ofreces (si es el caso) y cómo reaccionan tus clientes. Del mismo modo, pon atención a lo que se consume afuera, la manera en que se han transformado ciertas actividades, qué es lo que ahora busca la gente una vez que resolvió un problema.

2. Encuentra oportunidades en el mercado

Gracias al estudio de mercado, podrás tener una comprensión más detallada de lo que no habías contemplado antes. En ocasiones, la idea de un producto innovador surge cuando pones atención en un nicho de mercado que tal vez considerabas ajeno o irrelevante.

Del mismo modo, es posible que reconozcas una nueva necesidad o problema en tu público objetivo que, o bien surge a partir de la adopción de una nueva tecnología, herramienta o cambios en su entorno laboral, o es parte de la evolución de su vida. Este es el inicio del aspecto creativo que te ayudará a encontrar cómo innovar.

3. Organiza una lluvia de ideas

Con toda esa información, invita a tus equipos a compartir impresiones o hallazgos que hayan surgido a partir de su contacto con los clientes, proveedores o la misma competencia. Una lluvia de ideas es un ejercicio enriquecedor cuando buscas nuevas ideas, porque da la oportunidad de conocer otros puntos de vista fuera de tu propia imaginación o zona de confort, lo que nutre e impulsa nuevos caminos.

Es importante que en la sesión de lluvia de ideas haya registro de las conclusiones a las que llegan todos los participantes, para que más adelante se pueda hacer un análisis que permita seleccionar lo que resulte más interesante.

4. Selecciona las ideas basándote en sus ventajas

Retoma lo que consideras más importante de la lluvia de ideas e intenta categorizarlas según las ventajas que encuentres: desde los costes de producción o materia prima hasta el valor que aportarán a tus consumidores. No dejes nada fuera, porque es posible que a partir de ahí encuentres el camino a una solución que cumpla con más de una de estas ventajas.

De ser posible, crea una sencilla escala en la que consideres estos aspectos de cada idea, para que tengas un panorama general de los puntos fuertes de cada una. Así, te será más sencillo dar el siguiente paso.

5. Empata las ideas elegidas con el público objetivo

Gracias al estudio de mercado, podrás hacer una lista de esas necesidades que tiene el público objetivo, ya sea uno nuevo para tu negocio o el que ya existe.

Compara los beneficios que ya identificaste con lo que busca el público. Si no encuentras una idea que de inmediato se adapte, seguro llegarás a nuevas conclusiones e ideas que sí lo hagan. Lo importante es comprobar qué tan cerca o lejos estás de las necesidades de las personas. Recuerda que no se trata de imponer un producto o servicio, sino de crear eso que hará más fácil una tarea y, por lo tanto, agregará valor a la vida de la gente, permitiéndole concentrarse en otros aspectos que demandan su tiempo y atención.

6. Investiga a tu competencia

En muchas ocasiones creemos descubrir el hilo negro, solo para percatarnos  inmediatamente que alguien más ya lo había hecho. Aunque es desalentador, descubrir que tu idea ya fue desarrollada tampoco es el fin del mundo. Una de las ventajas de que la competencia ya haya creado un producto innovador, es que te permite verlo desde fuera, como usuario, y encontrar las oportunidades que no se aprovecharon. Ahí entrará tu producto o servicio, su diferenciador y elemento (uno o varios) que harán de tu oferta una innovación.

<img class="hs-cta-img " style="border-width: 0px; /*hs-extra-styles*/; margin: 0 auto; display: block; margin-top: 20px; margin-bottom: 20px" alt="<> » src=»http://fuerteventurafood.com/wp-content/uploads/2022/04/como-inventar-un-producto-realmente-innovador-5.png» align=»middle»>

7. Define las características de tu producto innovador

Ya que conoces el contexto del mercado, lo que buscan tus consumidores, las oportunidades que tu competencia no aprovechó, entonces es posible hacer un listado con esas características que serán parte de tu producto innovador, desde sus materiales hasta sus funciones.

Esta es una etapa que todavía no se acerca a la fase de producción del artículo o creación del servicio, sino que debes considerarla como un plano general que permite conocer:

  • qué hace el producto,
  • cuál es la diferencia con aquello que ya existe o por qué es algo totalmente nuevo,
  • quién lo utilizará con grandes resultados.

¿Quieres saber cuáles productos vale la pena revisar, para inspirarte?

1. Cradlewise

Ejemplo de producto innovador: Cradlewise

Imagen de Cradlewise

El problema: es común que los bebés despierten a mitad de la noche, interrumpiendo su sueño y el de toda la familia, cuando todo lo que necesitan es un poco de cadencia para dormir de nuevo.

La solución: una cuna que mece de forma automática a los infantes para ayudarles a conciliar el sueño, sin que los adultos tengan que interrumpir el suyo.

Cradlewise hizo exactamente eso. Creó una cuna con un sensor de actividad, que además detecta las 3 etapas por las que pasa un bebé despierto:

  • La callada, en la que está despierto sin moverse ni hacer ruido, mirando a su alrededor.
  • La activa, en la que comienza a moverse y responde a lo que escucha y observa.
  • La del llanto, se mueve mucho, llora fuerte y le cuesta atender estímulos externos.

La cuna reacciona en la primera etapa y comienza a moverse, imitando la cadencia que hacen los adultos para adormecer a los bebés, evitando que el infante se altere y llore, lo que haría más difícil regresarlo al mundo de los sueños. Esta solución permite que los cuidadores puedan descansar, también. Así que es un ganar-ganar.

2. Petnow

Ejemplo de producto innovador: Petnow

Imagen de Petnow

El hallazgo: así como cada ser humano tiene huellas digitales irrepetibles, que no se encuentran en otra persona, los perros tienen narices con patrones únicos. No se ven a simple vista, pero un análisis sencillo encuentra esos patrones, que se convierten en el identificador de cada amigo.

La ventaja: si pudieras registrar la huella de la nariz de tu perro, sería un método sencillo para encontrarlo si alguna vez se extravía. Nada de implantes de chip o tatuajes que les puedan hacer daño.

Petnow lo hace posible. Es una aplicación que registra la nariz de un perro por medio de fotografías. Solo es necesario descargar la app y activar la cámara del teléfono para capturar imágenes de la nariz, como si fuera una ráfaga. Se utiliza inteligencia artificial para detectar las características de la nariz, las analiza y así crea un identificador que después puede registrarse en Petnow junto a un perfil de la mascota.

La idea es que, si el perro se pierde, alguien que tenga la aplicación puede tomarle una foto con Petnow para verificar si está reportado como extraviado, y así avisar a sus dueños dónde pueden encontrarlo. Funciona tan bien, que se llevó un premio a la innovación en el CES de 2022.

3. Seetroën

Ejemplo de producto innovador: Seetroën

Imagen de Seetroën

El problema: leer en movimiento no es una opción para muchas personas. Algunas pueden aprovechar el tiempo en el tren o en la carretera para leer un buen libro; sin embargo, es un privilegio que no todos poseen.

La solución: lentes que cancelan la sensación de pérdida del horizonte, lo que provoca el malestar al leer en movimiento, para que cualquier persona lea un texto sin temor a una mala experiencia rumbo al trabajo.

La empresa Citroën, que normalmente fabrica automóviles, creó un par de gafas que, aunque no lucen muy estéticas, eliminan los mareos y dolores de cabeza mientras se lee en movimiento. ¿Cómo funciona? Dentro de los anteojos hay un líquido que «se mueve tanto en los anillos situados alrededor de los ojos, en el eje frontal (derecha/izquierda), como también en el eje sagital (adelante/atrás)», que permite recrear la línea del horizonte y resolver el conflicto sensorial que origina el problema.

No necesitan micas, así que cualquier persona puede utilizarlos, siempre y cuando tenga más de 10 años de edad, que es cuando el oído interno ya está desarrollado.

¿Qué se te ocurrió después de conocer estos ejemplos? Ya queremos conocer tu siguiente gran producto innovador.

Product Management para empresas Tecnológicas

  Guía Product Management