Revista corporativa: cómo hacerla y 12 ejemplos exitosos

Tu empresa tiene mucho que decir y para ello debes identificar los espacios adecuados para que tu mensaje se difunda justo como lo requiere tu negocio. Por eso contar con un medio propio es una gran alternativa, ya que así tú tienes el control total para planear y estructurar el contenido con base en tus objetivos de comunicación. 

Si bien existen diferentes formas de darle fuerza a la comunicación de tu empresa, una de las mejores herramientas para cubrir un amplio espectro es desarrollar una revista corporativa, ya que te permitirá generar una estrategia, realizar diversos contenidos y difundirlos periódicamente. 

La revista corporativa es un medio potente y efectivo de comunicación para transmitir los valores de una marca y su vinculación con la sociedad. Se trata de una oportunidad única para aportar contenido que sea de interés para tus distintas audiencias y partes interesadas (clientes, usuarios, proveedores, autoridades, etc.).

Actualmente se ha facilitado el proceso para desarrollar una revista corporativa: la puedes hacer física o digital. La clave está en la planeación del proyecto y aquí te mostraremos todo lo que necesitas para poder realizarla.

Las revistas corporativas son un soporte dinámico que tiene la capacidad de renovarse y adaptarse a las nuevas necesidades y tendencias del mercado. Al ser un canal de comunicación que emplean las empresas para llegar a uno de sus públicos más importantes, tener una buena política de comunicación externa es crucial para garantizar fidelidad a los productos o servicios ofrecidos. Además, esto permitirá generar una mayor y mejor relación con la audiencia.

¿Para qué sirve una revista corporativa a una empresa?

Las revistas corporativas actúan como una visión tangible y unificada de una empresa o marca que te puede servir para:

  • Posicionar en un punto focal a tu organización
  • Actuar como la voz representativa de tu industria
  • Crear una representación concreta de tu negocio y de todo aquello con lo que quiere verse asociado
  • Impulsar productos y servicios
  • Generar engagement con tu audiencia
  • Fidelizar a tus clientes
  • Fortalecer la comunicación y las relaciones públicas con tus partes interesadas

Además, la revista corporativa de una empresa se encarga de comunicar toda la información y desarrollo laboral de un negocio: está orientada a una audiencia vinculada de una u otra forma a la marca como son los colaboradores, socios, clientes, proveedores y otros; busca generar un efecto positivo en el lector que deriva en engagement con la marca.

En las revistas corporativas se suele destacar la mejor información propia. En una publicación de este tipo se pueden encontrar noticias positivas que posicionan mejor a tu organización en terrenos como: beneficios y crecimiento empresarial, compromiso social y laboral e incluso cuidado del medio ambiente. También puedes incluir información adicional sobre otros campos o servicios que no compiten de forma directa con tu empresa, sino que ofrecen al lector una información variada y de calidad que mejorará su relación con tu marca.

7 elementos clave de una revista corporativa

Para que una revista corporativa tenga calidad, se necesitan establecer normas y pautas de naturaleza periodística que contribuyan a hacer de esta una tarjeta de presentación de tu empresa o negocio, ya que con ella puedes comunicar toda la información corporativa que quieras dar a conocer. Esto aportará en definitiva un valor añadido a las estrategias vinculadas con tus productos o servicios.

Para ello es fundamental que cualquier publicación corporativa presente un fiel reflejo tanto del posicionamiento como de la imagen de tu empresa, sin olvidarte de que debe ayudar a mejorarla y ser honesta. Además, hay ciertos elementos que debes considerar para tener éxito con este recurso:

1. Intención

Como todo proyecto que requiera de una estrategia deberás tener una intención de lo que quieres con tu revista corporativa, así que define los objetivos SMART que te servirán para determinar el rumbo, estructura y distribución de tu medio de comunicación.

2. Coherencia con la marca

Una revista corporativa se desprende de la imagen de una empresa; por eso el diseño, tono y voz tienen que ir acorde con la marca. 

Aunque hay espacios flexibles que puedes explorar con tu medio, necesitas respetar ciertos lineamientos, es decir, si ves una revista de una empresa manufacturera inmediatamente tienes que detectar que pertenece a dicha empresa. 

Por igual, si tu empresa se comunica de forma fresca e informal en sus esfuerzos de comunicación y marketing, la revista que derive de esta marca tendrá que hablar de igual manera, ya que si tu audiencia lee páginas demasiado formales, con un lenguaje acartonado, seguramente se sentirá confundida y no identificará al medio con tu empresa.

3. Perfil

Toda revista corporativa necesita su propio perfil (que de alguna forma puede ir ligado al de la empresa, pero debe ser independiente). Esto se ve a través de componentes como el título, el eslogan, la iconografía, la parte gráfica e incluso algún distintivo que le dé fuerza como un logo. 

Si tienes una empresa de viajes por globo aerostático llamada Viajes por globo, por ejemplo, tu revista bien podría tener un nombre vinculado a la actividad como «Por las nubes» o, si quieres vincular más el nombre de la empresa, algo como «Revista viajes por globo y más».

4. Formato

Con los dos puntos anteriores la revista corporativa ya tiene un estilo de voz y tono, así como un nombre y apellido, pero necesita revestirse y esto lo logra cuando eliges el formato. Es un elemento clave porque tienes que definir su tamaño, orientación (si será vertical u horizontal), distribución (si será física o digital) y otros aspectos.

5. Contenidos

Es el ADN de tu revista corporativa. Tienes que definir qué tipo de contenidos difundirás: puede ser multitemática o abarcar un solo tema; puedes incluir noticias, opiniones o tomar varios de esos elementos y combinarlos.

Aquí debes pensar cómo vas a nutrir el contenido y de dónde lo obtendrás; pueden ser entrevistas con los colaboradores, opiniones con directivos líderes dentro de tu empresa, información de eventos o novedades del giro en el que está tu empresa.

6. Estructura

Todos los contenidos requieren de un orden y un plan. Esto lo lograrás con una estructura, en la que tienes que considerar número de páginas, secciones, bloques informativos y de opinión. La estructura es tu guía para saber qué va primero, qué tiene más jerarquía y qué información dejas hasta el final. Además, te ayudará a manejar mejor cualquier inconveniente que pueda surgir.

7. Canales de difusión

Cuando todos los demás elementos están listos, necesitas saber cómo harás que tu revista corporativa llegue a tu audiencia. Entonces debes definir los canales de difusión o distribución, según sean tus objetivos sabrás tu estrategia, a quién quieres llegar y a cuántas personas, de acuerdo con tu periodicidad.

Un canal de difusión va desde una suscripción en tu sitio web para que mensualmente les llegue la revista digital a su correo hasta la distribución directa en puntos de tu empresa o en puntos externos.

1. Realiza una planeación previa

Como en todo proyecto nuevo este paso es fundamental. Cualquier aspecto que se escape de tu planeación representará después un impacto negativo o un desafío mayor que tendrás que solucionar, por eso es mejor tener todo previsto desde el comienzo.

En esta etapa es importante definir qué quieres lograr con tu revista corporativa, hacia quién la diriges y cómo la visualizas. Así que establece y revisa los siguientes aspectos para tu planeación.

Objetivos

Establece un objetivo principal con el que puedas responder qué quieres lograr con tu revista corporativa. Es muy posible que la primera respuesta sea branding, pero quizá tengas otros objetivos vinculados y será bueno que los tengas bien definidos.

Audiencia

Debes conocer a quién le quieres hablar. Si bien una revista corporativa te permite tratar diferentes temas y, por lo tanto, llegar a varias audiencias, necesitas tenerlas identificadas para saber qué contenidos de tu empresa les interesan, con cuáles conectarás más, cómo hablarles, entre otros. 

Te puedes apoyar con tu área de marketing para que revises los buyer personas y sean estos los que te den un panorama de qué mensajes transmitirás con tu revista corporativa. 

Voz de marca

Revisa la voz de marca y ten en cuenta todos los criterios contenidos en este documento para que cualquier punto de estructura, estilo o personalidad de tu publicación respete los lineamientos de la voz de marca.

Presupuesto

Es fundamental saber cuál es el presupuesto que vas a destinar a la revista corporativa. Muchas veces las empresas tienen un presupuesto general por áreas; en este caso, el de comunicación o marketing puede otorgar un porcentaje para este proyecto específico. De lo contrario, tendrás que hacer un presupuesto que establezca los costes de hacer una revista corporativa para que lo propongas y lo autoricen para que la puedas llevar a cabo.

En cualquiera de las dos situaciones necesitas ubicar los factores, elementos y aspectos que estarán vinculados a este proyecto para que tengas un estimado del presupuesto que necesitas.

Periodicidad

Con base en tus objetivos, la cantidad de contenidos que consideres crear y el presupuesto de recursos que puedes invertir (tiempo, dinero, equipo técnico y talento humano), puedes determinar la periodicidad con que saldrá tu revista corporativa. Por lo general suele ser mensual, porque te dará el tiempo suficiente para realizar la planeación editorial y producción; pero también puede ser bimestral o trimestral.

No hay una periodicidad idónea, pues todo depende del plan general de tu proyecto; solo recuerda que, cuando se extienden mucho los periodos de publicación, suele convertirse en un medio con menor impacto.

Aspectos técnicos

Esta parte es fundamental para que pienses en tu presupuesto. Necesitas considerar qué elementos técnicos, de equipo y recursos estarán en juego para que puedas liberar tu revista corporativa. 

Por ejemplo, un medio impreso eleva muchos los costes precisamente por los materiales para la producción de cada revista (que se elevará dependiendo del número de impresiones hechas).

Estos costes disminuyen si piensas en una revista corporativa digital, ya que no necesitas materia prima, pero de cualquier forma tendrás gastos por operación, producción, difusión y distribución que debes tener en cuenta.

Otro aspecto técnico a considerar son los aparatos o herramientas para el trabajo de investigación y producción, tales como grabadoras digitales, cámaras, computadoras, software, etc. La buena noticia es que puedes tener una excelente revista corporativa sin que requieras de un gran equipo técnico; hoy, un smartphone y una computadora pueden ser todo lo que necesites para crear tu revista.

2. Establece un equipo de trabajo

Es tiempo de pensar en el equipo de trabajo que estará a cargo de tu revista corporativa: identifica cuál es el talento humano y delega funciones. En ocasiones es el mismo personal de las áreas de comunicación o marketing quienes se encargan de esta labor, pero hay empresas que no tienen el equipo suficiente o el tiempo para hacerlo y se apoyan en un grupo externo.

Lo importante es que definas quiénes serán los responsables, ya que necesitas un equipo de trabajo encargado de lo administrativo, lo editorial, el diseño y la logística. Puede ser una persona por área o varias personas e incluso que un grupo de colaboradores haga todas las funciones. Nuevamente todo depende de los objetivos que tengas, la planeación y el presupuesto considerado.

Recuerda que los roles imprescindibles son: project manager que esté atento de todas las necesidades del proyecto, un editor que defina temas, un reportero o generador de contenidos, un corrector de estilo y un diseñador que maquete y dé forma a toda la revista. Si tu proyecto es más complejo, tu equipo de trabajo por igual deberá ser más robusto.

3. Define una estructura

Desde este momento sería positivo que involucres a todo tu equipo de trabajo para que le den una estructura general a la revista corporativa. Puedes ser tú quien se encargue o tener a un responsable general, pero siempre será mejor que haya un grupo de personas para hacer lluvia de ideas y cubrir más aspectos.

Cuando hablamos de estructura nos referimos a todos los elementos que le dan personalidad, carácter o imagen al medio comunicativo. Ningún componente debe incluirse sin que se haya pensado y analizado. De esta forma es necesario que definas: 

Título

El título de tu revista corporativa es fundamental, pues así será reconocida, pero a la vez también carga con el peso de representar a tu empresa; por ello debe estar muy bien pensado y ser estratégico. Puede estar vinculado al nombre de tu empresa o marca o solamente hacer una referencia; en cualquier caso lo más importante es que sea un nombre que conecte, que exprese a qué sector pertenece tu compañía y que se quede en la mente de quien lo escuche. 

Puedes acompañar el nombre de tu revista con un eslogan o frase que lo complemente o refuerce el sector o giro al que perteneces. 

Logo o distintivo

Si bien la presencia de la empresa estará en tu revista corporativa e incluir el logo de la misma para que la audiencia sepa que es un medio vinculado a tu empresa no es negativo, generar un logo o un distintivo iconográfico propio de la revista también puede ser una opción. Evalúa si la presencia de este elemento es necesaria y busca que no compita con los lineamientos de tu marca.

Formato

El formato es esencial para que le des estructura a tu revista corporativa, ya que puede ser vertical, horizontal, angosta o ancha, de cierto tamaño, quizá sea física o quizá digital; incluso puedes tener una versión física y una digital. Existen muchas opciones. Debes pensar en la funcionalidad y cómo comunicarás mejor.

Por lo general, el formato que más se usa es vertical con tamaño 25 cm de alto y 21 cm de ancho. Pero aquí hay una gran libertad, así que determina el formato que se acomode más a tus objetivos, temáticas y recursos sin sacrificar la comodidad del lector. 

Número de páginas

Debes establecer un número de páginas que depende de los objetivos en la planeación previa. Lo importante es tener un número que quizá en algún momento podrá variar, pero debe permanecer en un cierto rango. Por ejemplo, si estableces que serán 30 páginas, quizá habrá una publicación que sea de 32 o 35, incluso de 28 páginas.

El número de páginas también es importante para la planeación de tus contenidos, por eso es que requieres saber los espacios a cubrir con la información.

<img class="hs-cta-img " style="border-width: 0px; /*hs-extra-styles*/; margin: 0 auto; display: block; margin-top: 20px; margin-bottom: 20px" alt="<> » src=»http://fuerteventurafood.com/wp-content/uploads/2022/02/revista-corporativa-como-hacerla-y-12-ejemplos-exitosos.png» align=»middle»>

Secciones

Aquí ya estamos viendo la estructura interior: tienes que determinar qué secciones o bloques de información integrarán tus páginas.

También existe una gran libertad al respecto, pero en general considera elementos básicos como una portada (es decir, la primera vista que el lector ve de tu revista y en la que destaca el suceso o sucesos más importantes) y una contraportada (que, a pesar de ser lo último, tiene gran visibilidad).

Si hablamos de una revista impresa tendrás lo que se denomina segunda y tercera de forros (es decir, las partes reversas a la portada y a la contraportada) que generalmente se utiliza con fines comerciales o para algún mensaje que no tiene que ver propiamente con los contenidos. 

Las otras secciones que puedes considerar son:

  • Sección de contactos y datos del medio: generalmente ahí se incluye quiénes realizan la revista, los permisos, redes sociales y datos de la empresa. 
  • Página editorial: es una sección destinada a un contenido que fija la postura del medio con respecto a un tema. En revistas corporativas por lo general es un mensaje de la directora o director general. 
  • Secciones de opinión: son una o varias páginas no necesariamente continuas en las que se incluyan artículos con valoraciones de un experto en un ramo.
  • Secciones informativas: pueden ser aquellos textos más noticiosos, reportajes o investigaciones que tienen una fuente, un sustento o testimonio. 
  • Sección de entrevistas: en caso de que consideres realizar entrevistas puedes destinar unas páginas para una entrevista o varias de personajes destacados en tu empresa o en tu sector.
  • Secciones versátiles: pueden ser secciones que destines para entretenimiento, consejos, anuncios de cambios o innovaciones dentro de la empresa.
  • Secciones comerciales: serán las páginas que destines para publicidad, difusión de sinergias con otras empresas o todo anuncio que publiques con un fin comercial, si es que lo tienes. Una revista corporativa por lo general no comercializa sus espacios, pero sí hay casos en las que aprovecha sus páginas o contenidos para estos fines.

Manual gráfico

Para tener una estructura bien cimentada hay que desarrollar un manual gráfico que determine qué tipos de imágenes, fotos, vectores y cualquier elemento gráfico puedes usar, tamaño de fotos, contexto de fotos, colores, líneas, etc. 

4. Dale un estilo

La estructura de tu revista la podemos equiparar con el aspecto físico de una persona: cómo luce, lo que viste y cuáles son sus características de rostro, cuerpo, entre otras. De cualquier manera, lo que tu revista requiere se acerca más a la forma de ser de una persona: cómo se expresa y qué frases utiliza. 

En este sentido, es necesario dotar de un estilo a tu revista corporativa y esto lo logras cuando defines el tono y voz (cómo emites los contenidos). Por ejemplo, puede ser un tono formal, fresco, juvenil, científico, etcétera. La voz delimita expresiones, temas y enfoques. Asimismo, define qué géneros periodísticos usarás (notas, entrevistas, reportajes, reseñas, crónica, artículos, columnas) y qué temas tratarás en cada género.

Esto te permitirá establecer una línea editorial para la que también puedes desarrollar un manual de estilo en el que describas estos puntos. Es muy importante que busques un balance y cuides la calidad de tus contenidos.

5. Planea el contenido editorial

Lo que sigue son aspectos operativos y de producción de tu revista corporativa. Tener claro el tipo de contenidos que necesitas para tu medio es vital.

Debes definir qué géneros periodísticos serán tus pilares de comunicación y qué temas nutrirán estos pilares. Determina si serán contenidos locales, regionales o globales; si solamente serán sobre tu empresa o piensas incluir información diversa, etcétera. 

También piensa cómo se visualizan esos contenidos, qué extensión tienen, cuántas imágenes requieres para cada texto, porcentaje de textos informativos y de opinión. 

Siempre busca lo humano, es decir, lo que conecte con las personas. Uno de los errores más comunes que se comenten en la elaboración de una revista corporativa es crear contenidos cuadrados, de poco interés o centrados únicamente en resaltar bondades de la empresa.

Trata de hacer contenidos de valor que le sirvan a quien los lee, que emocionen y, aunque destaques logros de la empresa, tengan un propósito más allá.

Calendario editorial

Definido todo lo anterior, podrás organizar qué contenidos integrarás en cada número. Para cada periodo (sea mensual, bimestral o el que hayas establecido) realiza un calendario editorial que incluya los contenidos que necesitas para tu revista y un plan de eventos o sucesos que serán parte de las páginas de tu revista. Así tendrás orden y control para investigar, cubrir los eventos, redactar y diseñar todos tus contenidos. 

6. Produce tu revista corporativa

En este paso contempla toda la parte operativa para «llenar» tu revista, es decir, la recopilación, redacción, maquetado, diseño, corrección y difusión. Todo tu equipo de trabajo tendrá sus funciones específicas.

Aunque son actividades cíclicas, siempre habrá aspectos que varíen, pero tu guía será tu planeación y calendario editorial; con estos elementos sabrás lo que se requiere, qué tiempo tienes para investigar, redactar, diseñar, corregir y publicar. Es fundamental tener fechas para cada acción, ya que es un trabajo que requiere orden y, si algo se atrasa, todas las demás labores se verán afectadas.

7. Difunde e interactúa

Cada número publicado, sea digital o físico, requiere de difusión, así que establece tus canales de distribución y trata de que sean realmente los que necesitas para llegar a tu audiencia.

Asegúrate de que tu revista tenga canales eficientes y fáciles para la retroalimentación de los miembros que la vean. Además fomenta la apertura, sin temor a la crítica; al contrario, valórala para crecer y generar empatía.

8. Incluye tu revista corporativa en tus estrategias

Una revista representa un gran esfuerzo y un material valioso por sus contenidos, así que puedes hacerla parte de tus estrategias de marketing (como un contenido descargable para la generación de leads, branding o fidelización, por ejemplo).

9. Mide y evalúa

Es importante que verifiques si tus objetivos se están cumpliendo, así que mide y evalúa lo que estás logrando con tu revista. Esto te permitirá saber qué puedes mejorar y en caso de que no estés alcanzando los resultados esperados, replantea alguno de los aspectos vistos anteriormente; puede ser el estilo, algo en la estructura o los contenidos.

10. Mejora y escala tu proyecto

Al empezar una revista corporativa, puedes plantearte una operación simple, pero con el tiempo puedes escalarla. Es importante que mejores en todo momento y evoluciones si el proyecto te lo permite.

Por ejemplo, una revista digital podría convertirse en una publicación también impresa. O podrías ampliar el tiraje y puntos de distribución. A la vez, podrías conseguir colaboraciones de líderes relevantes a nivel nacional o internacional, a la par de continuar con la opinión de tus expertos internos.

1. Interjet

ejemplo de revista corporativa: Revista Interjet

Imagen de Revista Interjet

Esta aerolínea tiene la Revista Interjet, en la que publica reportajes con temas turísticos y sobre destinos con fotografías muy llamativas. Además incluye sugerencias de eventos, entrevistas y algunas novedades sobre la marca.

2. AirEuropa

ejemplo de revista de empresas: Europa de AirEuropa

Imagen de AirEuropa

Aquí tenemos un ejemplo de una revista corporativa que diversifica mucho sus temáticas. Europa, cuyos ejemplares suelen regalarse a los pasajeros de esta línea aérea, tiene secciones que van desde destinos hasta moda, libros, arquitectura, cine y otras; siempre deja unas páginas para avisar las novedades corporativas. 

3. El Palacio de Hierro

Ejemplo de revista corporativa: La Gaceta de El Palacio de Hierro

Imagen de La Gaceta

Esta tienda departamental cuenta con su revista titulada La Gaceta que, si bien está orientada hacia producto, combina toda una temática sobre estilo de vida y destaca que en cada número tiene colaboraciones especiales que brindan valor adicional a sus lectores.

4. Costco

Costco Contacto, revista corporativa

Imagen de Costco

Otro ejemplo de revista corporativa que impulsa sus productos y servicios, pero además trata temas de interés general. Costco Contacto incluye en cada número un reportaje o entrevista con algún personaje reconocido internacionalmente, lo cual le brinda a su contenido un valor agregado.

5. Hoteles Meliá

M Style, ejemoplo de revista corporativa

Imagen de Hoteles Meliá

La cadena de Hoteles Meliá posee su revista corporativa con el nombre M Style y con un eslogan que vincula a la empresa: «La revista de estilo de vida Hoteles Meliá Internacional». Esta publicación destaca por el cuidado especial que le pone a sus fotografías.

6. Banco Bradesco

Ejemplo de revista corporativa: Revista Bradesco

Imagen de Revista Bradesco

Este banco brasileño maneja su propio medio corporativo: Revista Bradesco. Por supuesto, trata acerca de temas económicos y financieros, pero también proyecta mucho de la empresa y sus servicios. 

7. Asociación Española de Endodoncia

ejemplo de revista para empresas: Revista Endo

Imagen de Revista Endo

Este organismo elevó el nivel de su publicación corporativa: Revista Endo tiene ahora su propio sitio web. Con amplias colaboraciones del sector y tono científico, es un ejemplo de cómo se puede escalar un proyecto de revista corporativa.

8. La Bodega de Méndez

Wine Drop, ejemplo de revista corporativa

Imagen de Wine Drop

Wine Drop es la revista de esta empresa ubicada en Puerto Rico que se centra en el producto y es un ejemplo de que en pocas páginas se puede tener una publicación que conecte perfectamente con la audiencia.

9. Eurocorp

Ejemplo de revista corporativa: Eurocomunicados

Imagen de Euro Comunicad@s

Eurocorp, una de las empresas de la industria de la construcción líderes en Chile, cuenta con su revista Euro Comunicad@s, donde expone las actividades que realiza el conglomerado, las acciones de responsabilidad social que realiza, así como las charlas y seminarios en los que participan sus especialistas.

10. Juan Valdez

Ejemplo de revista corporativa: Juan Valdez

Imagen de Juan Valdez

La marca colombiana Juan Valdez cuenta con la revista El café y sus momentos, donde expone el origen del café, las variantes de preparación, todo sobre el café de origen, curiosidades y hasta consejos de baristas para que tome el mejor cuerpo y aroma posible.

11. Telefónica

Ejemplo de revista corporativa: Acción Telefónica

Imagen de Telefónica

Acción Telefónica es una revista enfocada hacia los accionistas del conglomerado español que trata temas diversos: desde noticias acerca de la cultura, los deportes nacionales y el entretenimiento hasta coberturas especiales de sus eventos, entre ellos su junta anual de inversionistas.

12. Colegio de Contadores Públicos de México

Ejemplo de revista corporativa: Veritas

Imagen de Veritas

Este es un ejemplo más de cómo las asociaciones profesionales pueden aprovechar a los expertos que forman parte de ellas y generar contenidos de calidad. Veritas es una revista corporativa que también incluye contenidos de opinión de analistas y personalidades del sector contable, empresarial y universitario de su país.

10 herramientas para crear revistas empresariales

Para terminar esta guía, te dejamos algunas herramientas que te ayudarán en el proceso de creación de tu revista.

1. LucidPress

Esta herramienta se asemeja mucho a programas profesionales como InDesign, y permite diseñar y publicar revistas tanto impresas como digitales. Ofrece numerosas plantillas y da la posibilidad de introducir elementos interactivos, así como de trabajar de manera colaborativa en Red. Sus planes van desde opciones gratuitas hasta de pago con base en la operación que necesites. 

LucidPress, herramienta para realizar revistas

Imagen de LucidPress

2. Atavist

Esta potente herramienta sirve para diseñar historias, libros o revistas digitales multiplataforma. Es fácil de usar y dota a los proyectos de un aspecto elegante. Aunque es de pago, ofrece una versión de prueba gratuita.

Atavist, software para realizar una revista corporativa

Imagen de Atavist

3. Calaméo

Este completo editor de revistas ofrece innumerables funciones destinadas a trasladar el concepto de publicación impresa al terreno digital. Los editores pueden insertar elementos interactivos, analizar las visitas mediante Google Analytics o compartir la publicación en listas de redes sociales. Tiene una versión gratuita y otras de pago (que llega hasta 49 USD al mes).

herramienta para realizar revistas: Calameo

Imagen de Calaméo

4. Issuu

Probablemente es una de las herramientas más conocidas para crear publicaciones digitales. Esta aplicación utilizada por profesionales de todos los ámbitos permite diseñar revistas online a partir de un documento PDF que luego podrás compartir con otros usuarios en la red de manera sencilla.

Herramientas para hacer una revista corporativa: Issuu

Imagen de Issuu

5. Bütton Publish

Es una herramienta completa y versátil que se adapta para versión de escritorio o para iOS o Android. Con ella puedes crear publicaciones con base en un plugin de Adobe InDesign y ofrece una versión gratis y otras de paga.

Bütton Publish, herramienta para crear una revista digital

Imagen de Bütton Publish

6. Purple Publish

Es un software de publicación digital bastante intuitivo, con diferentes aplicaciones para generar contenidos multicanal. Es una plataforma de pago con base en la personalización de tu operación. 

Herramientas para crear una revista de empresa: Purple Publish

Imagen de Purple Publish

7. InDesign

El software de maquetación y diseño de Adobe es una opción clásica para la producción editorial y está disponible en planes mensuales. Te ayudará a crear una revista corporativa con alto nivel de diseño y es ideal en caso de que quieras tener una versión tanto digital como impresa.

Herramienta para crear revistas empresariales: InDesign

Imagen de Adobe

8. Scribus

Scribus es la alternativa gratuita a InDesign. Igualmente, es una herramienta ideal para tus publicaciones digitales o en formato físico. Lo mejor es que puedes contactar al equipo de desarrollo en caso de que tengas dudas con su funcionamiento. Además, viene en una versión estándar y una más para desarrolladores.

Herramienta para crear revistas empresariales: Scribus

Imagen de Scribus

9. Canva

Canva es una herramienta que no deja de sorprendernos: además de todo lo que puedes hacer con ella, es posible crear una revista con sus diseños precargados o crearlos por tu cuenta. Puedes usar plantillas para portadas, índice, contenidos y mucho más.

Herramienta para crear revistas empresariales: Canva

Imagen de Canva

10. VivaDesigner

VivaDesigner es una herramienta de maquetación poderosa y útil para revistas corporativas digitales o impresas. A pesar de que tiene gran cantidad de funciones, mantiene un entorno de uso intuitivo. Cuenta con distintos módulos; por ejemplo, uno para especialistas de diseño y uno más para editores.

Herramienta para crear revistas empresariales: VivaDesigner

Imagen de Viva

Ahora que conoces todo lo que necesitas saber sobre las revistas corporativas, comienza a crear la tuya y lánzala.

Cómo crear un organigrama para empresas, establecer jerarquía y responsabilidades en tu empresa

  Estructura organizacional