Tipos de investigación de mercados y sus características

Cuando la gente descubre que un nuevo producto tiene un éxito impresionante, es probable que piense que «apareció de la nada» y que tomó por sorpresa con su innovación, tanto a los consumidores como a la competencia.

Lo cierto es que casi nunca es así de espontáneo, pues detrás de un lanzamiento o la incursión de una empresa existe un trabajo de recolección de información y análisis, que se traduce en una investigación de mercados.

Según la meta que tenga una empresa, seleccionará un tipo de investigación de mercados adecuado para sentar las bases de su éxito. Así, creará estrategias que harán frente a las eventualidades, en tanto que podrá prever la efectividad y minimizar los riesgos.

En este artículo conocerás qué es una investigación de mercados y sus clasificaciones principales para que puedas elegir la que más te convenga.

Cualquier empresa que decide poner en marcha una estrategia de marketing necesariamente deberá implementar una o varias investigaciones de mercados, según sus objetivos y necesidades comerciales.

Los diferentes tipos de investigación de mercados reúnen un conjunto sistemático de datos que sirven para prevenir y limitar los riesgos, además de minimizar la incertidumbre en la toma de decisiones durante el desarrollo de un plan de negocios.

Para empezar, vale la pena mencionar que es común confundir el concepto de investigación de mercados (en inglés, market research) con estudio de mercado (market analysis). Aunque pareciera que se refieren a lo mismo, ciertas sutilezas los distinguen, como a continuación te explicaremos.

Diferencias entre investigación de mercados y estudio de mercado

El estudio de mercado es el proceso que se encarga de recopilar información, clasificarla, analizarla, discutirla y aprovecharla para la toma de decisiones de una empresa que impacta en su área de negocios y marketing. Con esta información se conforma un documento que incluye detalles sobre ventas, sobre la competencia, la industria en general y el contexto social y económico en el que se desenvuelve la empresa.

La investigación de mercados es una parte del estudio de mercado. Es decir, es lo que se obtiene de una de las varias actividades que se involucran en el estudio completo, y se enfoca en resolver una pregunta en particular, por ejemplo: «¿Qué opinión tienen los consumidores de la marca?» o «¿Qué producto sería más atractivo para cierto nicho del mercado?».

La investigación se dirige a los consumidores o a un segmento específico. Como ya habíamos adelantado, para el proceso de recolección de datos existen diversos instrumentos o herramientas que se distinguen según el objetivo de la estrategia. Algunas de estas involucran el uso de recursos como:

  • Entrevistas
  • Encuestas
  • Grupos focales
  • Estudios estadísticos y de observación

Como puedes ver, los métodos varían entre lo cualitativo y lo cuantitativo. Se pueden utilizar varios para una investigación, aunque al hacer la planeación se debe estudiar qué instrumento resulta más relevante para la pregunta que queremos responder.

Los tipos de investigación de mercados y sus subtipos

Para conocer a fondo los tipos de investigación de mercados, es buena idea establecer una primera clasificación en dos categorías:

  • Primaria
  • Secundaria

Estos dos tipos de investigación de mercados cuentan con subtipos, como se muestra en el siguiente diagrama. 

Infografía de tipos de investigación de mercados

Aunque esta clasificación no es la única considerada en el medio del marketing, sirve para orientarte para determinar cuál debes emplear. Ahora, desglosemos poco a poco la investigación de mercados primaria y secundaria.

Investigación de mercados primaria

También se le conoce como investigación de campo y es necesaria cuando quieras obtener datos directos de la competencia; por ejemplo, información sobre qué productos vende, en qué precio, cuánto produce o quiénes son sus compradores.

Características de la investigación de campo o primaria

La investigación de campo es una de las más completas, ya que combina la observación y la exploración con los consumidores individuales. Ten en cuenta estas consideraciones:

  1. Establece el mercado meta.
  2. Plantea un objetivo respecto a ese tipo de consumidores. ¿Cómo reaccionarán frente a ese producto? ¿Cuáles son las características que les parecen más atractivas?
  3. Define a cuántas personas incluirás.
  4. Realiza la investigación y recopila los datos. 
  5. Analiza la información y crea un informe.

El resultado final es un documento con el que sabrás cuán bien dirigida estará una campaña en las condiciones que señalaste.

Subtipos de la investigación de mercados primaria

Ahora bien, de este primer tipo de investigación (primaria) se desprenden dos categorías principales en función de su cantidad y cualidades. 

1. Investigación cualitativa o exploratoria 

Es un modelo que se asocia al método inductivo. Puedes ejecutarlo mediante encuestas o pruebas para obtener información sobre los consumidores, sus preferencias, situación económica, entre otros factores de análisis. Sirve para definir y aclarar la naturaleza de un problema.

Su proceso conlleva la identificación de las preguntas a resolver, establecer una hipótesis y sustentar las investigaciones. Este tipo de investigación de mercados sirve, sobre todo, para obtener información amplia sobre un tema en específico. Los procedimientos con mejores resultados son: encuestas, comunidades online, entrevistas a expertos e investigación de campo experimental.

2. Investigación cuantitativa o concluyente

En esta investigación, que parte del método deductivo, se realizan encuestas a una gran cantidad de personas. El público objetivo debe ser cuantioso para elevar la precisión de los datos y estadísticas que resulten en conclusiones más concretas y fáciles de interpretar. La forma de recolectar datos varía entre encuestas, observación y grupos.

Brinda información acerca de las características de los consumidores, imagen de productos, fortalezas y debilidades, y segmentación de mercados. Sirve como complemento para verificar los resultados formulados en investigaciones.

En resumen, de acuerdo con el método que utiliza, una investigación puede ser inductiva o deductiva. La primera se emplea para analizar el fenómeno observado; la segunda sirve para verificarlo.

Otros tipos de investigación de mercados primaria:

  • Investigación causal: sirve para identificar los efectos y las causas de las variables, así como su relación. Gracias a ella se pueden conocer los resultados, positivos o negativos, que pueden ocurrir al eliminar o modificar alguna de esas variables. Por ello, la recolección de datos debe ser rígida y con una estructura definida. Como ejemplo, podemos dirigirla a los precios o los atributos de los productos.
  • Investigación descriptiva y continua: es una investigación diseñada para describir las características de una población, según su zona geográfica. Se realiza de forma periódica para detectar cambios en las preferencias, lugares de interés o factores que puedan afectar o alterar las preferencias del consumidor.
  • Investigación aplicada: está orientada a detectar los fallos de una determinada estrategia o producto que ya existe. 
  • Investigación experimental: como su nombre lo indica, sale del perímetro natural de estudio; se emplea para conocer las reacciones de los consumidores ante un producto o servicio con la finalidad de evaluar sus respuestas.
  • Investigación puntual: se realiza por medio de una evaluación aplicada a un grupo social, sobre el consumo de un producto en específico, en un tiempo determinado.
  • Investigación motivacional: es una investigación que se aplica a un grupo reducido de personas, cuya evaluación es conducida por un psicólogo especialista en los temas abordados. Busca identificar el detonador de compra como el elemento satisfactor a corto o largo plazo vinculado a tu producto.

Investigación de mercados secundaria

Es conocida también como investigación de gabinete. Obtiene información de una fuente pública y, por tanto, cualquier persona puede tener acceso a ella. La necesitarás cuando no puedas hacer una investigación directa por limitaciones de tiempo y presupuesto, o para amplificar el alcance de una investigación primaria.

Características de la investigación de gabinete o secundaria

Esta clase de investigación utiliza información previamente recolectada, analizada y publicada. Esto significa que los datos utilizados no pertenecen a la empresa que realiza la investigación. Entre sus principales ventajas se encuentran:

  1. Es ideal para emprendedores o pymes con presupuestos limitados. 
  2. La información es más fácil de obtener, pues ya está publicada en diferentes recursos.
  3. Existen empresas e instituciones que pueden apoyarte en la obtención de información de interés.

Puede recurrir a diferentes fuentes, dependiendo de su disponibilidad y el tiempo que puedas destinar a la investigación:

  • Públicas: son de acceso gratuito y generalmente son datos que ha obtenido una institución gubernamental, una ONG o una asociación sin fines de lucro, que comparte sus hallazgos a los interesados.
  • Comerciales: es información recolectada a través de medios de comunicación, instituciones bancarias o asociaciones comerciales.
  • Educativas: se comparten desde una universidad, institutos tecnológicos o centros de investigación.

Ambas clases de investigación de mercados son buenas. La recomendación más usual es utilizarlas en conjunto para obtener una visualización completa sobre tu industria o sector.

Cómo realizar una investigación de mercados para tu negocio

Antes de realizar una investigación de mercados es importante que definas un proceso formal de los proyectos a emprender que permita validar y probar que los objetivos se están cumpliendo. Además, debes designar a un equipo de trabajo que cuente con diferentes habilidades; sus aportaciones y labores harán mucho más eficaz una investigación de mercados.

Una vez que atiendas los puntos de partida, ten en cuenta los siguientes pasos:

1. Define tu problema principal al enfrentar el mercado

El tipo de investigación que tu negocio necesita dependerá de los objetivos que persigas, pero especialmente del tipo de información que necesites: cualitativa o cuantitativa.

Los datos cualitativos arrojan de forma más abierta el modo en que los consumidores comparten sus emociones, necesidades y lo que realmente los motiva. Estos datos no se miden, deben interpretarse.

En contraparte, los datos cuantitativos son información tangible. Brindan datos duros (números, estadísticas, porcentajes, cantidades). Los métodos más comunes para la recolección son las entrevistas cara a cara y las encuestas. Las opiniones, comportamientos o variables obtenidos en dichos instrumentos pueden trasladarse a estadísticas relacionadas con el objeto de estudio.

<img class="hs-cta-img " style="border-width: 0px; /*hs-extra-styles*/; margin: 0 auto; display: block; margin-top: 20px; margin-bottom: 20px" alt="<>   » src=»http://fuerteventurafood.com/wp-content/uploads/2022/02/tipos-de-investigacion-de-mercados-y-sus-caracteristicas-1.png» align=»middle»>

Una vez que hayas definido el problema que te interesa abordar, establece metas en las que la rentabilidad y la satisfacción de cliente se tomen en cuenta. No olvides considerar a tus competidores para saber a qué vas a enfrentarte.

2. Establece una hipótesis

Por ejemplo, si requieres saber en qué región tu producto tiene más oportunidades de ser aceptado, entonces los datos con los que necesitas trabajar son de carácter demográfico y de tipo cualitativo. 

3. Determina qué tipo de investigación debes aplicar para obtener los datos de tu interés

Una investigación descriptiva sería útil en el caso mencionado. También podrías obtener datos a partir de una investigación secundaria. Esto depende del tiempo y recursos que desees invertir.

4. Ten presente que la tarea de investigación no concluye con los resultados obtenidos

La investigación es una actividad que debe ejecutarse tantas veces como sea necesario, debido a que los objetivos que se persiguen a largo plazo requieren una actualización constante. Existen muchos factores que varían como los productos, los clientes, los competidores, las regiones y los precios. Así que una vez que terminaste la investigación, debes continuar monitoreando a tus leads y competencia.

Tu propósito debe ser reconocer las necesidades y preferencias de tu público, diseñar formas de atender las demandas de tus clientes y buscar las mejores alternativas para dar a conocer tus productos o servicios.

Si la investigación se aplica de forma correcta, la introducción de un producto o servicio (ya sea como un negocio emprendedor o en un nuevo mercado) será exitosa porque podrás prever cambios en la conducta de los consumidores y podrás implementar las estrategias de promoción y publicidad adecuadas.

Como sabes, una investigación de mercados sirve para conseguir ventas. Al utilizar un instrumento de análisis como las encuestas, entrevistas, test, focus groups o hall test, podrás hacer contacto directo con aquellos que se muestren interesados en lo que ofreces y darás a conocer las ventajas de tu marca.

Si quieres saber más sobre este tema, consulta algunos ejemplos de investigación de mercados destacados.

Descarga gratis este kit y descubre cómo hacer una investigación de mercados

  Investigación de mercado